Dentro de los juegos que se pueden desarrollar en un contexto rural, pocos son tan divertidos como el Paintball. A la hora de elegir un destino de turismo rural o de aventuras, el Paintball es, sin duda, una de las mayores garantías de pasar un muy buen momento entre amigos o incluso con toda la familia.

El Paintball consiste en dos equipos que deben marcarse mutuamente, utilizando para ello armas que disparan bolas de pintura. Las reglas varían mucho dependiendo del tipo de juego y la categoría. Algunas formas son más agresivas que otras, variando también el tipo de pistolas utilizadas, entre otras diferencias. Aunque se puede jugar en ámbitos cerrados, nada se compara a la experiencia de jugarlo en un entorno natural.

Originado en los Estados Unidos de América durante la década de 1980, rápidamente se diseminó por todo el mundo hasta llegar a ser un pasatiempo realmente muy popular. Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que su estatus pasó de ser un hobby entre amigos, a ser un verdadero deporte. Hoy en día existen ligas regionales, nacionales e internacionales de Paintball en todo el mundo.1024px-miami_everglades_airboat_tourism

Dentro del mundo hispanohablante, por ejemplo, existen torneos y ligas que compiten en casi todos los países, ya sea en España, Sudamérica, Centroamérica y el Caribe. Específicamente en España, las ligas más importantes son la EXPL (Xball Paintball League) y la SPPL (Spanish Paintball league), además de las diversas ligas dentro de cada comunidad regional. Incluso se puede, como es el caso de cualquier otro deporte, apostar a las diferentes ligas y torneos de Paintball, en páginas de apuestas online como onlinecasino247.com.ar y otras. Algunas de estas ligas incluyen la Millenium Series, que se juega en Europa, y la National Paintball League, en los Estados Unidos.

En cualquiera de sus múltiples variantes, el Paintball ofrece una experiencia llena de diversión y adrenalina que merece ser explorada.