Hoy en día, muchos tipos de vivienda tradicional están siendo revalorizados como alojamiento para el turismo rural en toda España. Uno de los tipos más particulares y únicos de tradición constructiva es, sin duda, la típica casa cueva que se puede encontrar en la provincia de Granada. Más que nunca, las muchas ventajas de esta singular vivienda están siendo redescubiertas por miles de personas, que la eligen como forma de pasar sus vacadownload-26ciones.

Este tipo de construcciones consta de viviendas excavadas directamente adentro de las colinas. Las características geológicas de la región hacen que esto no sea difícil de lograr, por lo que las casas cueva han sido la forma constructiva típica desde tiempos inmemoriales. Se calcula que actualmente unas 3000 familias en la región viven en domicilios de esta clase.

Amigables con el medio ambiente

Únicas no sólo en España sino en toda Europa, las casas cueva están siendo especialmente valoradas en la actualidad por su integración con el entorno natural, tanto a nivel visual y paisajístico, como en lo concerniente a respeto por el medio ambiente y el uso de los recursos.

Por la manera en la que están construidas y el material de sus paredes, que no es más que la montaña misma, las casas cueva se mantienen naturalmente frescas en el verano y cálidas en el invierno. Este tipo de aislamiento hace que sean un ejemplo en el uso sostenible de la energía.

Las características tradicionales y ecológicas de las casas cueva, sin embargo, no están en conflicto con un servicio turístico de primera calidad. Hoy podemos encontrar, en toda la región, casas rurales de esta clase que ofrecen a los viajeros todas las comodidades propias del turismo de primera categoría. Perfectas para disfrutar en época estival y en familia, las casas cueva poseen todos los elementos necesarios para disfrutar de una estadía confortable, única y diferente.